Año XXVII - Nro. 10.182 - Jueves 19 de Febrero de 2004

Zamorano-Passalacqua a juicio

Iván Zamorano no soportó los comentarios de Italo Passalacqua y lo llevó a juicio. La querella por injurias y calumnias fue presentada ayer en el 23º Juzgado del Crimen de Santiago.

Carlos Moyá quiere apoyar a la ex novia del "Pichichi"

El español Carlos Moyá admitió que conoce a María Eugenia Larraín, pero negó terminantemente haber tenido algo que ver en la explosiva ruptura de la modelo chilena con el ex astro del fútbol Iván Zamorano, a pocos días de su matrimonio.

"No tuve nada que ver con lo que pasó, yo a ella la conocí en su día, y guardo un buen recuerdo de ella, pero lejos de decir lo que se ha comentado", declaró el mallorquín.

"Los últimos días han salido otras versiones y mi nombre sigue ahí metido. Yo, casi, casi, soy más perjudicado que ellos, porque mi nombre ha aparecido en la prensa y yo no tengo nada que ver", agregó Moyá, considerado uno de los principales "sex symbols" del circuito masculino.

Diversas investigaciones periodísticas arrojan que la modelo estuvo con el tenista la semana pasada en Palmas de Mallorca y que incluso comieron juntos en un conocido restorán del balneario. Sin embargo, Moyá desmintió el encuentro: "Es mentira que nos hemos visto recientemente. Ha salido el nombre de un restaurante, todo lo que quieras, y fui a cenar allí con una amiga, pero no era ella".

El español agregó que ni siquiera se ha comunicado con Larraín, pero que ha pensado en ello y le gustaría hacerlo, "para brindarle mi apoyo" en un momento como éste.

El tenista dijo estar consciente de su atractivo para el público femenino, pero afirmó que no es algo de lo que se sienta orgulloso: "Así se nace. Estoy orgulloso de ser buen jugador de tenis, que es para lo que he trabajado tantos años".

El abogado de Iván Zamorano, Luis Hermosilla, (el mismo que defiende a Claudio Spiniak) concurrió ayer al 23° Juzgado del Crimen de Santiago a interponer una querella por injurias y calumnias en contra del periodista de TVN Italo Passalacqua, a raíz de sus declaraciones sobre la ruptura del ex seleccionado nacional con su novia María Eugenia "Kenita" Larraín.

El comentarista de espectáculos dijo que la modelo Larraín había viajado a España a ver unos videos que mostraban al ex delantero en conductas reprobables.

"El no va a permitir que con ocasión del revuelo que ha provocado la suspensión de su matrimonio se diga de él lo que se quiera", afirmó el representante del ex futbolista tras efectuar la diligencia.

Al romper el silencio sobre la cancelación de su anunciado matrimonio con la maniquí, Iván Zamorano anunció el martes en la Ciudad Deportiva que interpondría acciones legales en contra de Passalacqua, a lo que éste respondió "nos vamos a tener que ver en tribunales".

En una conferencia de prensa, en la que dijo que "absolutamente nada está perdido" con Kenita, el ex futbolista afirmó que ambos han "sufrido comentarios súper mal intencionados de todo tipo y que no vale la pena en absoluto comentar. Solamente me voy a referir a un tema específico: el señor Passalacqua", respecto a lo cual dijo haber tomado "cartas en el asunto".

 

PASSALACQUA

Por su parte, Italo Passalacqua dijo en su espacio "Buenos días a todos", que no se referirá al tema que ya se encuentra en manos de su abogado, su amigo y ex pareja de Raquel Argandoña, Hernán Calderón.

El ex amigo de la alcaldesa de Pelarco aseguró que nunca vinculó al ex futbolista con conductas homosexuales y que sus palabras fueron tergiversadas por el periodista Cristián Sánchez, cuando éste entrevistó a Kenita (Viva la mañana, Canal 13), en la única entrevista que la modelo ha dado después de la ruptura.

Italo Passalacqua no pecó de ingenuo y cuando Zamorano quebró su silencio, el comentarista de espectáculos estaba atento. Y se enteró de los dichos del futbolista en medio de una reunión con los jefes de "Buenos días a todos", a puertas cerradas, en una sala del Hotel Oceanic donde aloja el equipo del matinal.

Tras la confesión del ex futbolista, Passalacqua llamó inmediatamente a su gran amigo, Hernán Calderón para que tomara cartas en el asunto.

"No me quiero referir al tema porque esto rebalsó el periodismo de espectáculos y se fue a tribunales, entonces creo que ahí hay que ventilarlo. Mi abogado es Hernán Calderón, cualquier duda que ustedes tengan pregúntensela a él, yo al tema no me voy a referir más. Lo dicho, dicho está. Nada más", aseguró Passalacqua antes de encerrarse en su habitación del hotel viñamarino.

 

CALDERON

"Estamos en espera de que mi cliente sea notificado, pero estamos muy tranquilos porque según tenemos entendido la querella es por injurias y calumnias y, según Italo me ha dicho, no hay animus injuriandi", comentó el abogado Hernán Calderón.

Italo Passalacqua y Hernán Calderón se conocen desde hace 16 años por intermedio de Raquel Argandoña. Desde entonces Hernán ha sido su abogado. Lo asesoró en las compras de un par de propiedades, en los trámites por la muerte de su padre e incluso fue el profesional tras otro juicio por injurias con publicidad del que debió defenderse: el que tuvo con Cristián de la Fuente el año 2002 por una situación muy similar, ya que el periodista también insinuó que el actor tenía un pasado homosexual.

 

 

 

Padre Montes guarda confesiones de Iván

 

 

El sacerdote jesuita Fernando Montes, dijo que le ha entregado "mucha comprensión y tiempo" a Iván Zamorano tras la ruptura de su noviazgo con María Eugenia "Kenita" Larraín.

El religioso ha sido el guía espiritual de Iván Zamorano luego que se hiciera pública la decisión de cancelar el matrimonio. Fernando Montes, quien además es rector de la Universidad Alberto Hurtado, se ha mantenido siempre al lado del futbolista, de quien recibió el agradecimiento en su única aparición pública luego de la ruptura con María Eugenia "Kenita" Larraín.

Al ser consultado sobre cómo ha enfrentado Iván estos difíciles momentos, Montes dijo que "no tengo ningún problema en ayudar a la gente, pero cuando una persona me pide ayuda, yo se la entrego, pero con absoluto respeto y confidencialidad. Todo lo que hablamos con Iván queda entre nosotros, es parte del respeto que existe entre dos personas. Yo soy un sacerdote y nosotros no hablamos de temas personales. No tengo ningún problema para hablar sobre el aborto, el divorcio o la pena de muerte, pero no voy a hablar sobre la vida privada de las personas".


Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Ed. Especiales
Teléfonos Contactos
San Marcos 580, Arica, Chile
Teléfono: (56 58) 200261