Año XXVII - Nro. 9.936 - Lunes 16 de junio de 2003

Hallan restos de antiguo naufragio

Buzos y científicos nacionales rastrearon por años al antiguo velero francés desaparecido en un temporal.

La trágica historia del "tesoro perdido"

Según los relatos de la época los tripulantes del Oriflamme fueron afectados por una grave enfermedad. Producto de ello, antes del hundimiento se lanzaron al mar los cadáveres de 78 marineros, mientras que otros 106 navegaban gravemente enfermos.

Después de construido en Toulon bajo la dirección del ingeniero Pierre Coulom, el velero de tres mástiles fue incorporado a la Armada de Francia con 56 cañones de bronce y hierro, pero hacia el año 1762 fue capturado en combate por la marina inglesa, que lo desartilló y convirtió en mercante.

 

"LAS INDIAS"

Más tarde, en circunstancias desconocidas, el ex Oriflamme pasó a manos de la Casa comercial Uztariz de España, que le rebautizó "Nuestra Señora del Buen Consejo y San Leopoldo" y lo destinó a la carrera entre Cádiz y las Indias, según los escritos pesquisados por los investigadores.

El naufragio del carguero arrastrado por el temporal fue presenciado desde la costa chilena por pobladores de la zona del Maule, que no pudieron socorrer a los navegantes, ninguno de los cuales sobrevivió, según los textos locales.

El buque permanece sepultado a decenas de metros bajo la superficie, donde permaneció oculto por más de 230 años.

Los restos del ex velero de guerra francés "Oriflamme", hundido en el Pacífico en 1770 bajo bandera española, fueron ubicados frente a la costa de la provincia chilena de Talca.

Los vestigios yacen en un punto entre el poblado de Iloca y el puerto de Constitución, a unos 200 kilómetros al suroeste de la capital, según los testimonios de un grupo chileno de investigación y búsqueda bautizado Oriflama S.A.

El hallazgo se hizo mediante operaciones de buceo con uso de sofisticados equipos geofísicos y magnéticos de detección.

Para sus sucesivas exploraciones submarinas, Oriflama S.A. se ciñó a estudios de 15 años realizados por el historiador Mario Gisande, miembro de la Academia de Historia Naval y Marítima de Chile.

Gisande indagó en archivos locales del siglo XVIII y en documentación colonial de España, México, Cuba y Perú.

 

CARGAMENTO

Según textos antiguos, el ex Oriflamme, de 43,85 metros de largo y 12,02 metros de ancho, transportaba unas mil toneladas de mercaderías cuando naufragó en medio de un violento temporal el 26 de julio de 1770.

En la carga de cuatro mil cajones había platería, monedas de oro, cristalerías de la fábrica real de San Ildefonso, telas, ropas, herramientas, joyas, adornos y herrerías, entre otros productos.

El velero, armado como navío de guerra en los astilleros de Toulon en 1743, navegaba rumbo a la bahía chilena de Valparaíso y el puerto peruano de El Callao.

El viaje desde España a las Américas, a través del Atlántico, había iniciado en Cádiz en febrero de 1770, con una dotación de casi 200 hombres.

Luego de ingresar al Pacífico, el buque fue avistado navegando en malas condiciones, tras lo cual desapareció.


Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Ed. Especiales
Teléfonos Contactos
San Marcos 580, Arica, Chile
Teléfono: (56 58) 200261