15/08/2004

A cuidarse en el mes corazón

Hay factores de riesgo sobre lo que nada podemos hacer, pero la mayoría son controlables con un poco de voluntad y disciplina

El doctor Mario Gatica destacó que el cuidado debe empezar con la gente joven, antes de que el corazón comience a acumular daños.

Si le duele, consulte

El síntoma por excelencia de que se está empezando a "cursar" un infarto es el dolor.

Según explicó el doctor Mario Gatica, no es lo que la gente suele llamar una "puntada", sino un dolor de tipo opresivo, como si le estuvieran apretando fuertemente el pecho, asociado al esfuerzo, mientras la persona más se mueve o se agita, más le duele; muy intenso y que se irradia hacia la mandíbula, el cuello y los brazos. Generalmente se acompaña de palidez, sudor frío, náuseas y "sensación de muerte".

No hay que esperar a tener todos estos síntomas, con sólo algunos de ellos hay que consultar, porque en estos casos la confirmación precoz del cuadro es fundamental para el tratamiento.

Este consiste en lo que se llama trombolisis, que consiste en inyectar al paciente substancias que "disuelven" el trombo, la obstrucción de la arteria que produce el infarto, pero esto debe hacerse en las primeras horas del cuadro, ya que después va perdiendo efectividad.

Por el progresivo aumento de los casos de infarto al miocardio, este procedimiento es uno de los que viene garantizado en el Plan Auge.

En centros de mayor especialización, sólo en Santiago, se practica la denominada angioplastía primaria, en la que a través de un catéter se introduce por una arteria un globo hasta el lugar donde está ubicado el trombo. Allí se infla para romper la obstrucción.

En países desarrollados existen Unidades de Dolor Toráxico, especializadas en detectar precozmente este tipo de cuadros. En Chile no hay, pero, dijo el doctor Gatica, las Unidades de Emergencia de los Hospitales y los Sapus (Servicios de Atención Primaria de Urgencia) cuentan con personal capacitado para reconocer un infarto.

La recomendación, enfatizó, sigue siendo, ante un dolor opresivo en el pecho consultar de inmediato, sobre todo si se tienen factores de riesgo. Si se trata de otra causa más inofensiva, como un desgarro muscular, los médicos lo dirán.

"Doctor, sentí que me moría"...Con lo dramática que pueda parecer esta confesión no es extraña para los cardiólogos. De hecho, la "sensación de muerte" es una de las características típicas del infarto al miocardio.

Las patologías cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo hoy y lamentablemente van en aumento.

Arica no es una excepción. El año pasado el Servicio de Urgencia del Hospital Doctor Juan Noé atendió 50 infartos. En lo que va del presente, ya ha recibido 47.

Las causas pueden no estar completamente claras, pero los cambios nocivos en el estilo de vida y la exitosa lucha de la medicina contra otras enfermedades son parte importante de la explicación. Claro, antes muchas personas no alcanzaban a sufrir afecciones cardiacas, porque antes las mataba alguna infección, pero ahora, con la viruela, la tuberculosis y la peste bubónica derrotadas, tienen tiempo de sobra.

 

PREVENCION

 

Agosto es el Mes del Corazón y aunque no ha tenido tanta difusión como en años anteriores, la Sociedad Chilena de Cardiología está interesada especialmente en promover la prevención.

El doctor Mario Gatica, presidente de la filial norte de esta sociedad científica, enfatizó la importancia de que la población conozca los factores de riesgo y los controle, en la medida de lo posible, porque, por ejemplo, la herencia influye.

Hay familias propensas a desarrollar enfermedades cardiacas y eso es algo que quienes las integran, lamentablemente, no pueden manejar.

La edad también influye y, por lo menos hasta hoy, tampoco se puede evitar. Mientras más abriles tenga la persona, más riesgo de enfermedades cardiovasculares, porque su corazón ya no es tan joven y ha tenido más tiempo para acumular daños.

Por eso la idea es fomentar la prevención en los jóvenes, para que lleguen a peinar canas con un corazón sano, según explicó el galeno.

El sexo también es un factor que incide. Los hombres se enferman más del corazón, pero las mujeres, cuando lo hacen, presentan cuadros de mayor gravedad, lo que se nota especialmente en el caso de las fumadoras.

Y aquí es donde llegamos a los factores que sí se pueden manejar.

El tabaquismo es uno de ellos y aunque en cifras globales ha bajado a nivel mundial, ha aumentado notoriamente entre el sexo femenino.

Por supuesto, explicó el doctor Gatica, que el ideal es no llevarse nunca un cigarrillo a los labios, pero la relación entre tabaco y afecciones al corazón se hace claramente notoria a partir de los 10 cigarrillos diarios en adelante.

Para quienes superan esa cifra, sobre todo si llevan años fumando, la recomendación es dejar el vicio ya, pero con una advertencia: "si alguien lleva 20 años de fumador, ya no tiene sus arterias vírgenes", por lo menos no seguirá acumulando daño.

 

COLESTEROL

 

La diabetes mellitus, otro mal que avanza a ritmo galopante, también es un factor de riesgo. Esto resulta muy preocupante, ya que se estima que para mediados de siglo habrá el doble de diabéticos que hoy. Algo parecido sucede con la hipertensión arterial. Para quienes los sufren y no se controlan, cuidando su alimentación y estilo de vida, estos males pueden convertirse en asesinos fulminantes.

La dislipidemia, más conocida como "colesterol alto" es otro de los elementos que predisponen a un infarto y que se puede manejar tan sencillamente como cuidando qué se come.

La recomendación, por muchos conocidas, pero por pocos practicada, es disminuir el consumo de grasas de origen animal, ricas en "colesterol malo", como se lo conoce popularmente, y aumentar el de pescados y mariscos, que aportan aceite EPA, que reduce el colesterol.

Ojalá el pescado se consuma al horno, a la plancha, cocido o en cebiche, pero incluso frito siempre será preferible a un bife chorizo, con el que no corre aquello de "guatita llena, corazón contento". Sobre todo hay que reducir la ingesta de los interiores y de las carnes de cerdo y de cordero.

El colesterol se va acumulando lentamente en las paredes internas de las arterias, formando placas que van estrechando el "lumen" o calibre de estos vasos sanguíneos.

Cuando una de esas placas se rompe, los trozos comienzan a viajar por las arterias y puede quedar atascados en una de esas zonas taponadas, formando lo que los médicos llaman un trombo. El tejido que es irrigado por la arteria empieza a recibir cada vez menos sangre y al quedarse si ella, a morir. Es el temido infarto.

Otros factores que inciden en las afecciones cardiacas son la obesidad y la falta de ejercicio, que debilitan el músculo que es el corazón, y el cada vez más presente estress.

 

Ernesto Arcos

 



La Estrella de Arica
San Marcos 580, Arica, Chile
Teléfono: (56 58) 200261