15/02/2004

La muerte ronda al fútbol

Para todos "la pasión es más fuerte", aunque hay preocupación por lo que ha sucedido en el último tiempo con quienes en forma repentina han dejado de existir en plena cancha

La muerte del jugador camerunés, Mark Vivien Foe, dio la vuelta al mundo, transformándose en el primer suceso que enlutó al fútbol mundial en junio del año pasado.

El 25 de junio del año pasado será una fecha difícil de olvidar para el fútbol mundial. No se trata de la definición de un campeonato o de la entrega del premio al mejor, sino que una de las jornadas más tristes que recuerda esta actividad. Ese día todos vimos por la televisión cómo el jugador camerunés Mark Vivien Foe se desplomaba moribundo en pleno partido en que su selección jugaba ante Colombia, en semifinales de la Copa Confederaciones.

Claro que el deceso del africano no fue la única que enlutó a este deporte llamado de multitudes. Sólo hay que recordar lo que pasó en enero último con el volante húngaro del Benfica, Miklos Feher, quien murió durante un partido de la competencia portuguesa.

Pero este trágico hecho también lo vivimos en Chile, cuando Manuel Mondaca, portero de Unión Española, falleció en pleno entrenamiento de su club. Otro caso en nuestro país, fue el de un joven de Puerto Natales, aunque eso ocurrió en el ámbito amateur, dejando en claro que la muerte acecha al fútbol, sin importar su condición y nivel competitivo.

"La Estrella", con el propósito de conocer cómo perciben este tema -que tiene de cabeza a los expertos- desarrolló un sondeo con quienes semanalmente se visten de corto para demostrar sus cualidades en la cancha, tanto a nivel profesional como aficionado.

La gran mayoría se mostró preocupado, pero no por eso subrayaron que dejarían de practicar su deporte favorito, porque argumentaron que la "pasión puede más".

 

PROFESIONAL

 

En nuestra ciudad los únicos que juegan a nivel profesional el fútbol son los integrantes de Deportes Arica, quienes se aprestan a competir una vez más por los colores de la Ciudad del Morro en la competencia oficial que organiza para la Primera B la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP).

Para quienes se ven sometidos a la exigencia competitiva es necesario que se realice un estudio médico caso a caso; sin embargo, se reconoce que el crítico estado por el que atraviesa el fútbol nacional obliga muchas veces a obviar esto.

El zaguero Víctor Hugo Salazar, quien llegó desde Unión Española al CDA, dijo que no estaba preocupado, porque cree que si la muerte llega, será en cualquier lugar. "Si uno estuviese siempre pensado que algo te puede pasar dentro de la cancha, no estarías tranquilo ni concentrado, lo que redundaría en un bajo rendimiento. Cada uno de los futbolistas profesionales sólo piensa en jugar y en hacer las cosas bien. Las muertes que hemos visto son cosas del destino o causadas por algún tipo de enfermedades, aunque cada vez que uno inicia una temporada eres sometido a un completo chequeo físico".

El arquero antofagastino Mauricio Gómez precisó que siempre existe cierta preocupación por lo que pueda suceder dentro de la cancha. "Hay que estar atento a cualquier noticia que pase, pero los futbolistas siempre tenemos que estar dispuestos para el fútbol. Para evitarse sorpresas de este tipo, es necesario que los jugadores se sometan a un chequeo médico para saber realmente en que condiciones te encuentras para soportar la alta exigencia de esta disciplina".

El ariqueño Franyo Flores, quien en el 2004 volverá a vestir la "celeste", se mostró algo preocupado por lo que está sucediendo con la actividad. "Es de esperar que los expertos encuentren una solución rápida, que permita dar respuesta a las causales que han llevado a que futbolistas, tanto amateur como profesionales, hayan perdido la vida en plena competencia. En lo personal, si algo me hiciera sospechar de alguna molestia, creo que me entraría a preocupar. Aunque no sabría decir qué es lo que realmente está pasando. El estrés físico al que nos vemos sometidos los futbolistas puede ser la principal causal de las muertes que han enlutado al fútbol mundial".

 

AMATEUR

 

Quienes muestran sus dotes con la "redonda" cada fin de semana en el fútbol amateur de nuestra ciudad también tiene algo que decir al respecto. Reconocen que la mayoría no se "cuida", como debiera ser para la exigencia que tiene la actividad, pero que a pesar de todo el temor que han causado los decesos ocurridos en la cancha y que han visto por la TV, siguen practicando su deporte favorito.

En el fútbol amateur ariqueño los jugadores se entregan por entero en cada una de las jugadas, aunque la mayoría dijo sentir preocupación por lo que ha ocurrido en el último tiempo.

Uno de los itinerantes del balompié ariqueño es Marcelo Ossandón, quien juega por Los Machos en la competencia del fútbol laboral de verano. Para él el tema no pasa desapercibido, por lo cree que es necesario que en las canchas locales existiera un paramédico para que esté atento a cualquier sorpresa de esta índole.

"Aunque la pasión es más fuerte, ya que el fútbol uno lo lleva en la sangre, más que uno como amateur espera que llegue el fin de semana para mostrar sus capacidades y de paso es como un relajo después de la jornada dominical".

Hernaldo Loayza, jugador de Deportivo Don Floro, no ocultó su incertidumbre por lo que está ocurriendo con la actividad, más cuando a nivel amateur la preocupación física no va relacionada con la exigencia. "La pasión que uno vive por el fútbol es más fuerte. Pero debo reconocer que la preocupación está, más cuando uno no se prepara físicamente como debiera ser. La verdad es que jamás se me pasó por la cabeza que la muerte pudiese llegar en la cancha, cuando las pulsaciones están a mil".

El ecuatoriano Edmundo Méndez, quien está de paso en la ciudad y aprovechó de mostrar sus cualidades futbolísticas en la competencia de verano del Canal Laboral por los colores de Don Floro. "Juego al fútbol porque me gusta y el tema de la muerte creo que es una cosa netamente de Dios, por lo que no estoy preocupado que me vaya a pasar algo en plena cancha"



La Estrella de Arica
San Marcos 580, Arica, Chile
Teléfono: (56 58) 200261