Diciembre 8 de 2002

Desentrañando la Historia de Arica

Piratas y corsarios vinculados a Arica

Las huestes de Spillberg combatiendo a indígenas de Tierra del Fuego; sus armas eran flechas y pingüinos muertos. Luego, Spillberg en la isla Santa María.

En 1598, cuatro años después de la expedición de Hawkins a nuestras costas, falleció el Rey Felipe II de España. Bajo su reinado, los Países Bajos (Holanda) eran parte muy importante y económicamente trascendente de sus dominios, pero en 1566 se sublevan las provincias del norte por varias razones, principalmente el descontento de los flamencos con el régimen centralista de Felipe II y la imposición de la jerarquía católica. En 1609, reinaba Felipe III cuando se acordó La Tregua, después llamada "de los 12 años".

Mientras España era una fuerza militar terrestre que se vio obligada a luchar en el mar para defender sus posesiones, Holanda tenía una larga tradición marítima, excelentes barcos, mejores comandantes y tripulaciones disciplinadas y bien preparadas. Los holandeses no demoraron en seguir el ejemplo que habían dado los ingleses. En 1598 zarpó de Rotterdam la expedición de Jacob Malin (quien pronto fallece), con cinco barcos y 547 hombres, luego comandada por Simon de Cordes. Por fortuna para el virreinato del Perú, las tempestades dispersaron las naves y Simon terminó rindiéndose en Valparaíso, pero su hermano Baltazar saqueó Castro y arrasó sanguinariamente la costa.

 

EL FUERTE

 

Aunque no llegaron a Perú, el virreinato preparó a sus puertos para enfrentar la nueva amenaza. En algún momento, a fines del siglo XVI, no sé si antes o después de la segunda expedición holandesa (van Noort), en Arica se construye el Fuerte, probablemente de barro y cañas, que protegía a "la gran caleta" (hoy puerto), probablemente entre 21 de Mayo y San Marcos, y debió ser reconstruido varias veces en los siglos siguientes, a consecuencia de los terremotos y tsunamis.

Hubo por lo menos tres terremotos que destruyeron el Fuerte. El 24 de noviembre de 1604 un terremoto y maremoto destruyó al poblado y el 16 de diciembre de 1615 otro terremoto, que no cobró víctimas, produjo grandes daños materiales.

El 10 de marzo de 1681, un mes después de haber repelido a las huestes de Watling y Sharp, otro terremoto destruyó el poblado y dañó severamente al Fuerte. A este comentario, cabe agregar que la Isla Alacrán no estaba considerada por entonces en las defensas de la ciudad: las ruinas actuales datan de poco antes de la Guerra del Pacífico (siglo XIX).

 

OLIVER VAN NOORT

 

También en 1598, zarpó de Rotterdam la flota de Oliver van Noort y en 1600 atacó a Valparaíso, quemando a tres y capturando a los otros dos barcos que allí estaban. Igual que la expedición holandesa anterior y a la inversa de los ingleses, van Noort actuó con crueldad, ejecutando a los 30 marineros españoles que apresó y, cuando el navegante que retuvo para que lo guiara al Perú ya no le era útil, lo arrojó al mar. Compárese con Drake, quien capturó a un navegante portugués en Cabo Verde, pero lo desembarcó en Méjico.

Oliver van Noort atacó Arica en el año 1600, pero no conozco los detalles.

Finalmente, abandonó nuestras costas y retornó a Europa pasando por las Filipinas. Fue la cuarta circunnavegación de la tierra (precedida por las expediciones de Magallanes, Drake y Cavendish).

Si hay alguna esperanza de encontrar un "tesoro pirata" en Chile, éste es el cargamento de oro que llevaba el Buen Jesús, atacado por van Noort cerca de Concepción. Antes de ser atrapado, el capitán arrojó su tesoro al mar y van Noort no supo hasta algún tiempo después de la presa que perdió.

 

EN ARICA

 

Consolidada la amenaza holandesa, se implementaron mejores defensas en Arica. La tercera expedición nórdica, fletada por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales pese a que regía la Tregua de los Doce Años, pasó por Arica en julio de 1615, al mando de Joris van Spielbergen (Jorge Spillberg), pero no se atrevió a atacar, creyendo que la ciudad estaba protegida. Los documentos de la época señalan que la ciudad estaba "razonablemente" fortificada (trincheras de adobe y material vegetal), pero con no más de 200 armas de fuego, dos medios cañones y un par de piezas de artillería menores (falconetes, sacres y culebrinas) y escasa pólvora.

Ese año llegó a Arica el maestre de campo Luis de Godoy, con algunas armas. Arregló el Fuerte e implementó defensas en La Lisera, El Laucho y la actual playa Chinchorro, debiendo resistirse a la orden del virrey de enviar la artillería al Callao.

 

MAS EXPEDICIONES

 

Hubo otras tres expediciones de corsarios holandeses que atravesaron el Estrecho de Magallanes, todas con un cruel comportamiento. La de La Mayre y von Schoutten en 1616 es, oficialmente, la primera en descubrir el Cabo de Hornos, aunque Drake pudo haberlo visualizado cuando una tormenta lo hizo derivar muy al sur tras atravesar el Estrecho ("Hornos" viene de Hoorn, ciudad natal de Schoutten).

En 1623, la de Jacobo Clerk (llamado L'Hermite por haber sido monje) bloqueó al Callao por cinco meses. Finalmente, en 1643 (cuando en Arica se descubría la mina de oro de Choquelimpie), Brouwer y Herckmans, tras atacar Chiloé, consiguieron instalarse en Valdivia por dos años con la complicidad de los indígenas, y la fortifican. Esta aventura, que de consolidarse habría sido un fuerte golpe al control español de nuestras costas, fracasó por razones no bien comprendidas (¿trato cruel a los indígenas?) y los holandeses se marcharon y nunca más volvieron, pues en 1648 España reconoció la libertad de los Países Bajos.

Pero la amenaza de los bandidos del mar parecía no tener fin. En 1680, los filibusteros del Caribe atravesaron la delgada franja territorial de Panamá y en el Pacífico se apoderaron de barcos españoles y se reinició nuestra pesadilla, que terminaría por espantar a los españoles de Arica, trasladándose a Tacna e iniciando nuestra primera gran crisis financiera.

 

Dr. Renato Aguirre Bianchi

 

 

 



La Estrella de Arica
San Marcos 580, Arica, Chile
Teléfono: (56 58) 200261