Usted está en : Portada: Crónica
Viernes 14 de mayo de 2010
El plomo: "Nos está matando poco a poco"

"Perdí a mi hijo cuando cumplió sus 12 años, los médicos me aseguraban que su enfermedad no era producto de la contaminación, sin embargo, los resultados de los exámenes arrojaron que tenía 230 de arsénico en la sangre", contó Debora Arancibia, una de las tantas madres que vive en el pasaje Curacaví de Los Industriales IV.

Debora reconoció que cuando nació su hijo, José Manuel se cuestionó, porque no sabía las causas de su enfermedad. "Nació con tantos problemas, era inválido, no crecía y tenía sus pulmones malos. Además tuve que asumir una separación cuando mi pequeño tenía un año de vida, ya que el papá tampoco aceptó que el niño naciera así, me quedé sola con mis dos hijos cuando tenía 18 años", planteó.

Esta joven madre recién en 1998 se informó que su hijo estaba enfermó producto de la contaminación. "Los médicos me decían que no me preocupara, pero cuando murió me entregaron los resultados y tenía un alto nivel de arsénico," acotó.

Debora recuerda que cuando quedó embarazada, varias vecinas no pudieron dar a luz, debido que presentaban embarazos molares o tenían pérdidas espontáneas, "lo mismo ocurre actualmente, mujeres jóvenes llegan hasta los 4 meses y pierden sus bebes", sostuvo.

Muertes seguidas

La mujer contó que en el pasaje que se encuentra su vivienda, ya han fallecido 5 personas y todas con la misma enfermedad, de cáncer y no superan los 45 años.

"Hasta cuando tenemos que seguir sufriendo, una vez por todas el Gobierno debe entregarnos una ayuda, ya que mes a mes vemos morir a nuestros vecinos con la impotencia de no poder hacer nada", criticó.

Su impotencia se originó porque ayer falleció una nueva vecina, Georgina Tapia Ossandón, de 45 años. "Me da mucha rabia cuando nos informan que murió una vecina, nosotros no pedimos vivir en un sector contaminado, nos trajeron. Ellos hicieron un estudio de suelo y aun así construyeron las viviendas, sabiendo que estaba contaminado. Nos hicieron mucho daño, estamos viendo como nuestros seres queridos se van de este mundo sin recibir ninguna clase de ayuda o un tratamiento", reclamó.

Clínica

Para esta mujer, el gobierno anterior no les entregó ningún apoyo, "inauguraron la famosa clínica de los polimetales, en la cual lo único que hacen es sacarles exámenes de muestra a la gente como si fuéramos conejillo de indias, ya han pasado 20 años, que sacan con tomar exámenes si el daño ya está hecho, porque no dan la cara y le explican a la gente que es lo que hace el arsénico antes de que el cuerpo lo pueda evacuar", sugirió esta afligida vecina de los Industriales IV.