Usted está en : Portada: Crónica
Domingo 8 de febrero de 2009
Dos jueces que trabajan como en "familia"

No es nada usual que padre e hijo coincidan en una misma ciudad trabajando en el mismo lugar y como si fuera poco, desempeñando los mismos cargos. Pero, la vida da sorpresas y es lo que ocurre con los nuevos jueces del Tribunal de Familia en Arica, Luis Ricardo Soto González (73) y su hijo David Soto Pineda (43).

En el caso del juez Luis Soto, esta designación como juez de familia es lo que le faltaba por cumplir en su trayectoria, ya que ha ocupado todos los cargos como juez de Garantía, de tribunales civiles, laborales y de Policía Local.

De hecho, fue en Arica cuando le correspondió partir con la Reforma Procesal Penal desempeñándose durante tres años como juez de Garantía.

Cuando le faltan pocos años para jubilar, reveló que es "enaltecedor y bonito" poder trabajar con su hijo, aunque los tribunales que tienen a cargo son independientes y cada uno resuelve sus propias causas.

Pero, la profesión y el ser jueces, no es lo único que comparten ya que ambos se declaran como buenos aficionados al ajedrez y junto con ello tienen un alto espíritu de servicio, formando parte del Club de Leones, al cual lógicamente se integrarán durante su estadía en Arica.

PENQUISTAS

Las coincidencias suman y siguen entre estos dos jueces del Tribunal de Familia de Arica, ya que ambos estudiaron en la Universidad de Concepción, aunque el juez Luis Soto nació en Valdivia.

En el caso de David Soto, nació en Curanilahue, donde su padre ejercía como juez y en otra sorprendente coincidencia, una de sus destinaciones fue justamente en la tierra que lo vio nacer donde se reencontró con sus antiguos compañeros de colegio.

Mientras, su padre continuó trabajando en otras ciudades como Yumbel, Los Angeles, Concepción y en Isla de Pascua donde estuvo cerca de 11 años como Juez de Policía Local.

Antes de llegar a Arica para desempeñarse por primera vez como juez de Familia, trabajaba en Chillán.

En esos años, se desempeñó también como dirigente del boxeo en una época de grandes peleadores como "Chifeo" Mendoza y otros.

En lo estrictamente jurídico, el juez Luis Soto, de vasta experiencia al comenzar en 1963 su labor, opinó que el nuevo sistema penal es de gran transparencia y agilidad, quedando atrás aquellos procesos eternos de la antigua justicia.

"Uno de los avances más grandes en materia penal es la salida alternativa en las audiencias, ya que más vale un mal arreglo que un buen pleito", opinó el juez Soto González. A su juicio, con las sentencias nunca quedan conformes las partes.

David Soto, en cambio, llega desde Concepción donde laboraba como juez de Familia, misma función que está cumpliendo en nuestra ciudad.

Sobre esta labor, contó que hay un incremento de causas como divorcios y violencia intrafamiliar, aunque no más que en otras ciudades del país.