Usted está en : Portada : Economía Lunes 23 de enero de 2006

Fibra de vicuña: Producto de exportación

Las unidades que participaron del proyecto recibieron toda la capacitación para el manejo sustentable de la vicuña.

Tras seis años de ejecución en algunas localidades de Parinacota, el Proyecto Vicuña llegó a su finalización, con el cual cinco comunidades participantes han establecido nexos en la exportación de fibra de vicuña.

Este proyecto se basó fundamentalmente en la entrega de herramientas de trabajo a las comunidades del altiplano en el manejo sustentable de la vicuña.

Guillermo Cisternas, director regional de Conaf, dijo que a través de este proyecto se pudo conservar a este animal altiplánico.

"La vicuña era un animal que estaba en franco peligro de extinción y hoy gracias a las políticas de conservación, es un recurso que puede ser utilizado en forma sustentable ya que produce una fibra que es muy apreciada a nivel internacional y demandada en la confección de prendas de vestir", explicó.

Precisó que la fibra principalmente se comercializa en mercados europeos como Italia, Alemania e Inglaterra.

Cisternas informó que en esta fase del proyecto se invirtió alrededor de 260 millones de pesos.

"El aporte monetario corresponde al Fondo de Inversión Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, que permitió a la Conaf ejecutar este proyecto desde el año 2002 al 2005", acotó.

 

Balance

El proyecto que básicamente tenía como objetivo fortalecer la capacidad empresarial y de gestión de los que trabajan en la producción de vicuña finalizó con un positivo balance.

"El balance es positivo porque tenemos unidades que ya están consolidadas, por ejemplo la unidad de Surire ya tiene todo un proceso de desarrollo estratégico de lo que van a realizar con la vicuña. Nos sentimos satisfechos de haber entregado a la comunidad la capacitación necesaria", aseveró.

 

Beneficios

Gloria Castro, representante de la unidad productiva de Surire, dijo que el mayor beneficio fue trabajar y recuperar las tradiciones con las vicuñas.

"Lo que antes se respetaba mucho era el trabajo con los animales, entonces ese es uno de los mayores beneficios. También están los importantes beneficio económicos que en el caso de Surire ha permitido invertir en compras de insumos, de máquinas esquiladoras que nos ayudarán a seguir creciendo", dijo.

Precisó que se sienten capacitados para continuar su propio camino gracias a toda la capacitación.

 
 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto