Usted está en : Portada : Crónica Domingo 19 de septiembre de 2004

Cuando el arte se nutre de lo auténtico

Juan Díaz Fleming, autor de las "Presencias Tutelares".

En plena aridez de Pampa Chaca, al sur de Arica, surgen majestuosas las "Presencias Tutelares", conjunto escultórico ganador del Fondart nacional (1996), obra que se ha transformado en una de las postales características de la ciudad. Esta intervención artística en el desierto de Tarapacá, refleja el sello de identidad nortina y originalidad que distingue la obra del escultor, Juan Díaz Fleming (66), quien pese a haber nacido en Santiago es un "ariqueño de cuerpo y alma".

Este licenciado en Artes Plásticas con mención en Escultura de la Escuela de Bellas Artes, realizó también estudios en la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile en Santiago. Hace 40 años llegó a Arica y fundó el Taller de Cerámica en el marco de los Colegios Regionales Universitarios, donde funcionaban las áreas de teatro, artes aplicadas y administración. A mediados de la década del '60 estas dependencias, se transforman en el Departamento de Arte en la sede Arica de la Universidad de Chile.

De su primer contacto con nuestra ciudad, recuerda que "me enamoré del desierto, de la cultura diferente, de las raíces precolombinas, todo eso empezó a influir en mi obra".

 

TRAYECTORIA

En 1983 es becado por el Comité de Cooperación Técnica Internacional de Taiwán, República de China, para realizar un perfeccionamiento en Técnicas Cerámicas.

En 1988 en la Universidad Complutense de Madrid creó la serie escultórica "Presencia de América" y se gana el respeto y la admiración del círculo artístico español que reconoce una obra original, donde el artista refleja su interés por las culturas precolombinas. Mérito de buscar en las propias raíces el material para plasmar en la obra artística, a diferencia de otras muestras nacionales que se presentaban en el extranjero y siempre apuntaban a recrear lo que hacían las escuelas europeas.

En su trayectoria destaca una gran cantidad de exposiciones individuales, muestras y participación en concursos nacionales e internacionales. Obtiene el Premio de Honor en la "Primera Bienal Internacional de Artes", Valparaíso 1973 y el Primer Premio de Escultura en el "Certamen Nacional de Artes Plásticas" de 1981.

Tiene obras en espacios públicos de Arica ("Presencias Tutelares"), Concepción ("Rucapillán") y Copiapó ("Atacama"). Sus piezas forman parte de colecciones en importantes museos, institutos, salones y galerías de arte, y en universidades nacionales y extranjeras.

 

PENSAMIENTO

Hermosos recuerdos tiene del proceso creativo de "Las Presencias Tutelares" y su efecto en la comunidad.

 

-¿Cómo nació la idea?

-El '96 yo presenté un Fondart para hacer un conjunto escultórico en el desierto, en ese tiempo no se pedía el proyecto completo, sino una propuesta, y yo gané ese proyecto, porque hice que resultara lo más barato posible, no cobré honorarios, la gente me decía cómo no va a cobrar honorarios, yo les respondía que lo que a mi me interesaba era ganar. Yo siempre viajaba por el desierto, y pensaba que me gustaría tener plata para hacer una obra gigantesca que rompa la vastedad y la horizontalidad del desierto, y que se produzca una intervención del hombre, así como el hombre precolombino lo hizo a través de los geoglifos. La idea era hacer algo con esa influencia, pero de manera diferente, con técnicas modernas y sin copiar los geoglifos.

 

-¿Cómo decidió el lugar para levantar la obra?

-Mientras más me alejaba de Arica el proyecto se hacía más caro, ese era el problema, así que me fui acercando a Acha, pero bajando la quebrada iba a llegar la ciudad en algún momento, y ahí no se podía hacer nada, y de hecho se construyó la cárcel. Hacia al otro lado, por la costa no se podía construir nada, porque es del Ejército, hasta que llegué a una lomita en Pampa Chaca, el lugar donde están.

 

-¿Qué le parece que este sector sea ahora un lugar de encuentro?

-Para el Año Nuevo del 2000, mucha gente se reunió, para un eclipse de luna, también, incluso me invitaron a un matrimonio que se celebró junto a las "Presencias Tutelares", entre un profesor de la Universidad de Los Lagos y una alumna que se conocieron en una visita al lugar, dicen que se miraron y nació el amor, al cabo de algunos meses decidieron casarse.

 

Otras esculturas muy populares que Juan Díaz Fleming ha dejado para la posteridad en Arica son "Alma Mater" en la entrada del Campus Velásquez y "Génesis" del Campus Saucache de la UTA. El artista actualmente es académico y profesor del Centro de Artes de la UTA, y es director de la Escuela de Talentos Plásticos de la Corporación Cultural Municipal de Arica. Además, posee la Galería de Arte "San Marcos".

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto